DATOS Y TRIVIA

Dos finales del campeonato de mundial de la FIFA tanto en la modalidad masculina como femenina han sido definidas por penales.

Seis de las últimas 16 finales de la UEFA Champions League se definieron por penales.

Siete de las 17 finales previas de la Copa Libertadores se definieron por penales.

Tanto el israelí Yosef Dagan como el ex árbitro alemán Karl Wald dicen ser los inventores de los tiros desde el punto penal.

En ocasiones los guardametas han convertido el gol decisivo de una definición por penales. En los cuartos de finales de la Eurocopa 2004, el guardameta portugués Ricardo Pereira atajó un penal y luego convirtió el gol que le dio la victoria al equipo. Otro ejemplo es José Luis Chilavert en la final de la Copa Libertadores en 1994.

La primera definición por penales en una final de la Copa de la UEFA tuvo lugar en 1984 cuando el Liverpool venció al A.S. Roma. Durante el partido, el guardameta del Liverpool Bruce Grobbelaar hizo de las suyas bamboleando las piernas.

Un lanzamiento de penalti era utilizado por primera vez en la final de la Copa de la FA en 2005, en lo cual Arsenal ganó a Manchester United. El año siguiente, Liverpool ganó a West Ham, en la segunda chute de la final de la Copa de la FA.

En los rankings mundiales de la FIFA, se obtienen 3 puntos por partido ganado, 2 puntos si la victoria es por penales, 1 punto si el partido termina en un empate o se pierde en los penales y 0 puntos si acaba en una derrota.

Antes de existir la definición por penales, cuando no era possible volver a jugar el partido, este se definía por sorteo. Algunos ejemplos son la victoria de Italia sobre la URSS en la semifinal del Campeonato Europeo de 1968.

La primera definición por penales en una Copa Mundial fue durante la famosa semifinal entre Alemania del Oeste y Francia en España '82.

En los años 70, la liga de fútbol norteamericana y luego en los años 90 la Major League Soccer (MLS) experimentaron con una variación al lanzamiento de penales. El lanzamiento comenzaba a 32 metros de la portería el jugador tenía 5 segundos para intentar convertir. Este formato es parecido al utilizado en el hockey sobre hielo. Sin embargo, dicho formato se abandonó en 2000.

Peñarol ganó la Copa Uruguay de 1996 tras un desempate por penales al estilo norteamericano, en el cual los jugadores comenzaban desde el círculo central y tenían 8 segundos para intentar marcar un gol.

En 2005, uno de los lugares para la Copa Mundial se determinó por penales. El clasificatorio entre Australia y Uruguay acabó en un empate tras el tiempo adicional. John Aloisi marcó el penal de la victoria y logró que Australia clasificara para su primera Copa Mundial después de su partido contra Alemania en 1974.

La primera competición internacional decidida por penales fue la final de europea del 76 entre Checoslovaquia y Alemania Occidental. El penal de la victoria fue convertido por Panenka, dando lugar al famoso tiro epónimo.

La final de la Liga de Campeones de la UEFA en 2008 entre el Manchester United y el Chelsea se definió por lanzamiento de tiros penales. John Terry erró el penal cuando su pierna resbaló y el balón pegó en el palo. De haber convertido, el Chelsea hubiera ganado el partido y su primer trofeo en este certamen.

Inglaterra ha perdido siete de ocho definiciones por lanzamiento de penales en torneos importantes. Desde la Eurocopa 96, el equipo ha perdido cinco definiciones seguidas. Perdieron contra Alemania ese año, contra Argentina en el mundial del 98, contra Portugal en la Eurocopa 2004 y en el mundial de 2006, y contra Italia en la Eurocopa 2012. La única vez que ganaron fue contra España en los cuartos de final de la Eurocopa 96.

Los italianos han perdido seis definiciones por penales en torneos importantes y han sido eliminados tres veces antes de llegar a la final de un mundial (1990–1998). Sin embargo, también ganaron en tres oportunidades, incluyendo en la semifinal de la Eurocopa 2000, en los cuartos de final contra Inglaterra en 2012 y la final de la copa mundial en 2006.

Holanda perdió cuatro definiciones consecutivas (contra Dinamarca en la Eurocopa 92, contra Francia en el 96, contra Brasil en el mundial del 98 y contra Italia en la Eurocopa 2000. Sin embargo, finalmente ganaron contra Suecia en la Eurocopa 2004.

Roberto Baggio gozaba de un impresionante destaque en la Copa Mundial de 1994, luego de marcar 5 goles en los primeros 3 partidos de eliminación, incluso en un esfuerzo tardío por rescatar a Italia de la derrota ante Nigeria. La final entre Italia y Brasil seguía sin goles después de 2 horas de un partido sin muchas emociones. La definición por penales comenzó con el defensor italiano Franco Baresi, que lanzó el balón por encima del travesaño. El guardameta italiano Gianluca Pagliuca atajó el tiro de Márcio Santos y mantuvo Italia en un empate con Brasil. Los siguientes cuatro penales se convirtieron en gol. El guardameta brasileño Cláudio Taffarel atajó el penal de Daniele Massaro. El capitán brasileño Dunga marcó un gol, lo cual permitió a Baggio mantener con vida las esperanzas de Italia. En un momento que ha quedado grabado en la memoria de los aficionados en todo el mundo, Baggio comenzó su tormento al lanzar el balón por encima del travesaño.


“Así que la 15ª Copa Mundial había acabado y el campeonato había sido decido a favor de Brasil por penales,
lo cual fue como sacar Jack Nicklaus y Tom Watson del Nacional de Augusta después de haber empatado
tras 72 hoyos y decirles que el Masters se definiría en el campo de mini-golf.”

Ian Thomsen
The International Herald Tribune